Rotura parcial del tendón del supraespinoso (II).

El artículo de hoy es la segunda parte de la cronología en la que os hablo de una de las lesiones más importantes que se pueden producir en la articulación del hombro: la rotura del tendón del supraespinoso (primer artículo aquí).

yo el articulo anterior Le hablé de los primeros cuatro pasos que debe seguir si se lesiona el manguito rotador del hombro (en este caso, la lesión sufrida fue un desgarro parcial del tendón del supraespinoso).

Hoy volveremos a la rehabilitación con el inicio de los primeros ejercicios dinámicos y los siguientes pasos.

PASO 5: INICIA LAS PRIMERAS ACTUACIONES DINÁMICAS

Puedes hacer este paso en casa y en un gimnasio. Para ello, el equipo que necesitarás son bandas elásticas o bandas de resistencia (puedes comprarlas en Amazon, Decathlon o cualquier tienda especializada en deportes).

A continuación, te presento los tres ejercicios básicos que formarán parte de tu primera procedimiento dinámico en el proceso de recuperación de la rotura parcial del tendón del supraespinoso:

manguito3

En este ejercicio, nos enfocamos en fortalecer la rotación interna del manguito rotador. Es importante NO SEPARAR EL CODO desde el punto de vista del cuerpo. Además, lo ideal sería en la última parte del movimiento, cuando estemos volviendo a la posición inicial, mantengamos la tensión de la goma, para que así la tensión de los músculos sea permanente. durante la práctica.

Para empezar, y dado que serán los primeros ejercicios dinámicos, empieza haciendo 2 series de 6-8 repeticiones en las dos primeras semanas.

manguito1

Este es quizás el ejercicio más rentable para hacer, ya que afecta la rotación externa del manguito rotador, el gesto en general. MÁS DÉBILES de esta parte de la musculatura (esto es así ya que en nuestro día a día no son habituales los gestos de rotación externa, por lo que presentamos una importante falta de fuerza en el movimiento).

Te puede interesar:  6 maneras de construir un buen tendón de la corva

Como en el ejercicio anterior, es muy importante NO SEPARAR EL CODO desde el lado. Ya que presentamos más fuerza en rotación interna que en rotación externa, haz 2 series de este ejercicio haciendo 2-4 repeticiones MÁS GRANDE de las que haces en rotación interna.

manguito2

Finalmente, este ejercicio es prácticamente idéntico al anterior, cambiando el ángulo del movimiento. Del mismo modo, haz 2 series con 2-4 repeticiones MÁS GRANDE de los que hiciste en el movimiento de rotación interna.

Con el paso de las semanas, y siempre que no te provoque ninguna molestia, puedes ir aumentando la repetición y la serie de estos ejercicios. Para que te hagas una idea, cuando lleves unas 4 semanas haciendo estos ejercicios, añade 2 repeticiones más a cada ejercicio.

A las 6-8 semanas, agregue dos más. Cuando complete 2 series de 10-12 repeticiones para el movimiento de rotación interna y 2 series de 15 repeticiones para el movimiento de rotación externa sin ninguna molestia, agregue una serie (esto podría ser alrededor de 10-12 semanas).

Para evitar sobrecargas, deja al menos un día de descanso entre cada sesión.

IMPORTANTE: EN ESTA ETAPA, NO REALICE NINGÚN EJERCICIO DE CARDIO QUE INVOLUCRE EL MOVIMIENTO DEL BRAZO. Si tienes bicicletas en tu gimnasio para trabajar sentado sin riesgo de caerte al suelo, utilízalas. Cintas de correr, elípticas y similares, deséchelas.

PASO 6: VOLVER AL GIMNASIO

Para llegar a esta etapa, deben pasar, AL MENOS5-6 meses después de la operación (siempre y cuando no haya ninguna anomalía y todo salga según lo previsto por sus médicos).

aquí está hecho INDEPENDIENTE la figura de un buen entrenador personal, ya que los ejercicios deben estar debidamente programados y todo debe ser analizado y estudiado al detalle para evitar nuevas lesiones.

Te puede interesar:  Como hacer una rutina de gimnasio

No tengas miedo de empezar de cero y recuerda la gravedad de la lesión de la que te estamos hablando. Un desgarro en el manguito de los rotadores del hombro no es una tontería, y si no se trabaja adecuadamente en la rehabilitación puede correr el riesgo de sufrir secuelas. Para siempre.

Una vez comenzada esta última fase, deberás ir ganando fuerza poco a poco (sin descuidar, por supuesto, el calentamiento y los estiramientos).

Puede tomar alrededor de 2-3 meses desde que comienzas a entrenar nuevamente en el gimnasio hasta que estés listo para entrenar normalmente, así que ten paciencia.

No tengas miedo, es completamente normal.

Como nota final, quiero decirte que si durante la fase final, cuando regresas al gimnasio, comienzas a entrenar y tienes una tendinitis en la cabeza larga del bíceps, no tengas miedo, porque esto es muy grande. normal (de hecho, lo padecí). .

Ten en cuenta que has tenido una lesión bastante grave y llevas varios meses sin trabajo, de ahí la importancia de recalcar antes que hay que tener paciencia y hacer las cosas bien (aunque no evita que sufras una tendinitis). Si esto te pasa acude a tu traumatólogo, deja de entrenar y recuperate bien.

puntúa esto post

Jorge Juan

Apasionado del fitness. Creador de mejoresgimnasios.com, conectando entusiastas hacia un estilo de vida saludable. Surge de una iniciativa por recopilar los mejores gimnasios en España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir